¡Bienvenid@!

La alegría de escribir

libro

Más vistas

La alegría de escribir
COP $ 45.000
COP $ 45.000

Disponibilidad: Disponible

La alegría de escribir

Autor: Miguel Méndez Camacho

Editorial: U. Externado de Colombia

U. Externado de Colombia

Categoría: Temas Varios

Facultad: Educación

Año de Edición: 2003

2003

Idioma: Español

Formato: Libro Impreso

Número de páginas: 327

ISBN: 9789586167151

9789586167151

SAP: 530000977

530000977
La alegría de escribir es una selección de textos periodísticos emparentados con la literatura, porque Méndez Camacho ejerce el periodismo sin olvidar que es narrador ni ocultar que es poeta.Se reúnen aquí columnas, crónicas y reportajes publicados en la opinión de Cúcuta, vanguardia libera...
O BIEN

SKU: 11613

Producto creado el 08/02/2008

description~Descripción~pv

Detalles

La alegría de escribir es una selección de textos periodísticos emparentados con la literatura, porque Méndez Camacho ejerce el periodismo sin olvidar que es narrador ni ocultar que es poeta.Se reúnen aquí columnas, crónicas y reportajes publicados en la opinión de Cúcuta, vanguardia liberal de Bucaramanga, la prensa de Bogotá y otros diarios y revistas nacionales. Se reúnen aquí columnas, crónicas y reportajes publicados en la opinión de Cúcuta, vanguardia liberal de Bucaramanga, la prensa de Bogotá y otros diarios y revistas nacionales.
additional~Información adicional~pv

Información adicional

Editor / MarcaU. Externado de Colombia
Año de Edición2003
Número de Páginas327
Idioma(s)Español
Alto y ancho17 x 24 cm
Peso0.5300
Tipo Productolibro
custom_attributes_author~Autor~pv

Miguel Méndez Camacho

información no disponible.

custom_attributes_toc~Tabla de Contenido~pv

Prólogo
Inventario de fragilidades

Cuentos del terremoto

Esto es lo que se llama un día movido
¡Lástima, las fotos del terremoto!
Dositeo
Azabache

Columnas

¿Para qué sirve la poesía?
Doña flor: viuda, huérfana y fácil
Gordas, sicarios y poetas
Una mala noticia
Esas fiestas de entonces
¿Quién nos arrienda un escondite?
El combate parece desigual
Majitos queridos
Un recreo con Borges
El que peca y paga desempata
No estoy de acuerdo, por supuesto
Seguimos hablando de habas
Un regalo pendiente
Un tema delicadito
Temerosos y tristes
Nos hacen falta caballeros
Eso es mala educación
Prohibido prohibir
Ojalá no regresen
La algarabía de un gol
Las guerras de entre casa
Memorable cena de difuntos
La nostalgia nos llega en navidad
El otro Mutis
Todos estamos ocupados
La risa, las encuestas y la realidad
Para cambiar de música
Fabiola
¡Ay! Manizales
Mi leal compañera Italiana
Miscelánea
Si tú no Chávez, yo tampoco sé
No Chavemos que hará
La vanidad de los poetas muertos
Noticias y pimientos al ajillo
¿Será que boto mi voto?
Si me lees te leo
Bueno es culantro…

Personajes

La “mona” Duplat
Haga sonreír a Mojica
La loca María la loca
Sietemachos
Se llamaba Antonio García
La camisa del hombre feliz
José Rozo Contreras
Sintonicemos a Vejar
Trompoloco
Por fin se fue Villa Quintero

Reportajes

Cuestionario para Manuel Mejía Vallejo
¿Y dónde está Maríahelenita Oliveras?
Es que me sentía muy payaso:Álvaro Copete Lizarralde
Jorge Téllez Vargas: un psiquiatra que no tiene diván
Fernando Hinestrosa: tímido, solitario, memorioso
Carlos Restrepo Pedrahita: es unpersonaje y no lo disimula

Perfil y palote

El relámpago de la poesía
A mí también me pegó el cura Martínez
Trazos para el retrato de una revolucionaria
Se están acabando las palabrotas
Hablando de nostalgias
Recordando a Hemingway
Esos muertos inquietos como Borges
Atropella: el verbo de la integración fronteriza
De las preguntas que no debe hacerse
Gonzalo Arango: terrorista tímido
La historia que se hace en las alcobas
Lezama estrena muerte en este agosto
El maestro macedonio
El desagravio una flor
Tarzán para adultos lujuriosos
El vicio de dejar los vicios
Era bella y nosotros la queríamos llovía de día cunado mi tía gemía
El comunicado oficial dijo

Papeles

Cúcuta es una amada infiel
Réquiem de 1964 por Eduardo Cote Lamus
Pequeña historia para coronar a segunda
Treno por una trompeta
El rumor del astracán
Mario Rivero vuelve a las calles
Leyendo a Luis Anselmo <<<
Norte de Santander, después de los 50: 1951-1991

Otros cuentos

Alquilé una ventana
La inconsolable abuela
El rey de Roma
Mi tía Evelyn

reviews~Reseñas~pv